Seleccionar página

Hoy he disfrutado de un gran día de golf. Sólo por el birdie del hoyo 1, quizás el segundo mejor approach de mi vida -tengo un eagle en mi zurrón de inolvidables recuerdos de golf-, digo que sólo por este birdie habría merecido la pena madrugar y hacer 70 Km de autovía para jugar el torneo de GolfChain (COVID-SAFE) en Vistabella Golf. 

Pero es que ha habido mucho más. El día estupendo, calor sí -estamos en Julio- pero también buenos momentos de brisita que a la sombra saben a gloria. Los compañeros de partido estupendos, incluso el inglés se ha venido a comer con nosotros ¡y nos hemos conocido hoy!. Y luego el estreno de la tarjeta de puntuaciones de GolfChain en el móvil .

Amigos de GolfChain: nos habéis sorprendido muy gratamente. La APP que habéis preparado para apuntar los golpes con el móvil es una pasada. Sencilla, intuitiva, sin adornos que distraigan, lo más parecido a apuntar en la tarjeta de papel que yo he visto pero con grandísimas ventajas.

El que chequee automáticamente que jugador y marcador anotan y anotan el mismo resultado es un gran acierto. Es mucho más fácil cuadrar el resultado recién acabado el hoyo que al final del recorrido.

Lo de ver el resultado provisional del torneo en tiempo real hace que la competición amater se parezca más a la de los profesionales. Al menos yo siempre he echado en falta saber cómo voy en el torneo de cara a decidir si arriesgar o ser “amarrategui”. 

Algunas mejoras tenéis que realizar. Seguro que habréis tomado buena nota y las añadiréis rápido, porque sois “gacela” y al menos hoy les habéis ganado a los “elefantes”

Lo de los elefantes y las gacelas viene a cuento de una Tribuna Libre de Iñaqui Ortega que publica hoy ActualidadEconómica (suplemento dominical de El Mundo).

El Sr. Ortega nos cuenta que reputados profesores del MIT y de la universidad de San Diego, en sus artículos académicos sobre los emprendedores han usado el símil con estos animales para ilustrar la relación entre corporaciones y emprendedores. Los elefantes son grandes multinacionales que sufren rígidas burocracias y las gacelas son empresas muy débiles -por pequeñas y jóvenes- pero tan ligeras que casi vuelan.

El final de la tribuna parece escrito para vosotros: “Ser grande ya no es garantía de nada y muchos de esos paquidermos empresariales empiezan a tener miedo; un miedo que las startups huelen y les impulsa a seguir saltando cada vez más lejos, cada vez más fuertes. Por eso, ahora, si tengo que elegir, escojo ser gacela.”

Enhorabuena amigos de GolfChain y rápido, rápido, a por más campos, a por más torneos.

Balata58

Comparte esta publicación con quien tú quieras: