Seleccionar página

Juan Español es un apasionado del golf. Lleva años jugando, es abonado del campo que está cerca de su casa, participa en torneos de su club y también de otros clubs más o menos cercanos y siempre que puede le encanta conocer campos nuevos. 

Sabe que hace unos años se reformó el sistema de hándicaps, pasando a usarse en España el sistema EGA  que de alguna manera permite fijar el nivel de juego de los jugadores en cada uno de los campos. Cada vez que juega un torneo mira en su tarjeta qué hándicap de juego tiene en ese campo y no sabe muy bien por qué puede variar tanto. La fórmula, como seguro conoces, es: Handicap de Juego = Handicap EGA x Valor Slope/113 + Valor de Campo – Par.

Juan ha oído que durante 2020 se va a reformar de nuevo el sistema de hándicap y ha buscado información sobre cómo va ser el nuevo Sistema Mundial de Hándicaps pero no ha entendido casi nada. Si el hándicap EGA tiene una fórmula del demonio , el nuevo SMH tiene varias. Además con el nuevo sistema se puede bajar de hándicap con un resultado stableford inferior a 36 puntos y se puede subir de hándicap con un resultado superior a 36 puntos. Menudo lío.

En realidad no es tan complicado si tenemos en cuenta la magnitud del problema que pretenden resolver los sistemas de hándicaps: homogeneizar el nivel de juego de cualquier jugador para que pueda competir en igualdad de condiciones con cualquier otro jugador y en cualquier campo del mundo. Casi nada, como para cortarse las venas!. 

No, no hay soluciones sencillas para problemas complejos. Los sistemas de hándicaps se han ido perfeccionando con el tiempo y han logrado que el golf sea el deporte más abierto que existe. Cualquier jugador puede competir y ganar a otro. La edad, la forma física, el tiempo que se lleva jugando, el conocimiento del campo, o cualquier otro factor no determina el ganador de una partida de golf. No hay ningún otro deporte en el que un amateur pueda competir con e incluso ganar a los mejores profesionales del mundo de ese deporte.

El sistema SMH pretende dos grandes mejoras sobre el EGA. La primera es que se intenta unificar todos los sistemas de hándicaps actuales: con ocasión del Open Británico de 2011 celebrado en Royal St. George, representantes del R&A, la USGA, Golf Australia (GA), EGA, Golf Argentina (AAG) y Sudáfrica (SAGA) se reunieron para ver la posibilidad de desarrollar un único sistema de hándicaps, de allí nacieron diferentes grupos de trabajo y ahora estamos en la recta final para tener un Sistema Mundial de Handicaps.

La segunda gran ventaja es que el sistema Ega viene a medir el hándicap de un jugador con el mejor resultado que haya conseguido alguna vez: un gran resultado en un día afortunado trae como consecuencia una gran bajada de hándicap y una larga temporada “arrastrándose” por los campos. El nuevo sistema calcula el handicap como promedio de los ocho mejores resultados de entre los últimos veinte y  lo hace más justo. 

Hacer el promedio de los ocho mejores resultados es fácil: se suman y se divide por ocho. Lo difícil es determinar cuándo un resultado es mejor que otro: se juega en campos distintos (incluso P&P), en condiciones del campo más o menos difíciles, saliendo de unas barras u otras, … 

Para saber cómo se determinan los mejores resultados y se calcula el nuevo handicap, la Federación Española de Golf ha publicado artículos técnicos y un vídeo sobre el nuevo sistema SMH que puedes encontrar aquí

La buena noticia es que el jugador sólo tiene que apuntar los golpes que ha hecho en cada hoyo, el sistema central de hándicaps se encarga de todos los cálculos y en la web de la Federación puedes consultar el hándicap que tienes en cualquier momento.

Con EGA o con SMH, ojalá pronto podamos jugar al golf !!

Balata58

Comparte esta publicación con quien tú quieras: